¿Exsite normativa de olores en España? La norma UNE-EN 13725:2004

LA NORMA UNE-EN 13725:2004

Compartir Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Hace 20 años, las quejas existentes por olores y ruidos eran mucho menores que ahora. Los avances sostenibles que estamos consiguiendo los humanos para el cuidado del medio ambiente, hacen que se potencien este tipo de quejas también y hagan que los gobiernos tengan que tomar cartas en el asunto.

La legislación sobre la contaminación por malos olores en España comienza a tener importancia a nivel autonómico y local, en comunidades y ayuntamientos donde existen grandes problemas están publicando ordenanzas, aunque aún carece de un decreto a nivel estatal.

Cataluña fue la primera comunidad que intento establecer una ley, sacando un anteproyecto en el año 2005 para regular la contaminación por olores estableciendo valores limite, sanciones y técnicas para el análisis de impacto, pero nunca fue aprobado. Es la vez que más nos acercamos en España a una ley concreta de olores.

La única comunidad Autónoma con una ley que regule la contaminación odorífera es Andalucía, con el Decreto 239/2013 del 12 de julio, donde se regula la calidad del medio ambiente atmosférico. Se introduce en el artículo 19 el termino de olfatometría dinámica y la importancia de la norma UNE-EN 13725:2004.

A nivel Europa, muchos países ya han establecido la norme UNE- EN 13725:2004 como norma técnica para la medición de la contaminación por olores. Ahora, es responsabilidad del estado español adoptar medidas para regular este problema.

 

Estudios olfatometricos basados en norma UNE- EN 13725:2004

La norma UNE-EN 13725:2004 consta de las siguientes fases para su desarrollo:

Identificación de las fuentes de olor y toma de muestras

Los expertos de los laboratorios olfatométricos, gracias a su experiencia conocen que puntos generan olor. En depuradoras los puntos más importantes son los decantadores primarios o la línea de tratamiento de fangos. En materia de residuos el compost es de los procesos que más unidades de olor genera.

 

El método de muestreo varía en función del tipo de fuente de olor de que se trate, existen 3:

 

  • Fuentes superficiales pasivas sin aireación: para tomar muestras se utiliza el método del túnel de viento o caja Lindvall. Este sistema se emplea para cualquier tipo de superficie de agua (celdas de vertederos de RSU, balsas de lixiviados, etc.)

metodo de la caja lindvall

  • Fuentes puntuales (por ejemplo: chimeneas, conductos, salidas de sistemas de extracción de aire, etc.): Las muestras se recogen mediante una sonda que se introduce en el interior del conducto en cuestión (véase figura 4).

 

norma UNE- EN 13725:2004

  • Fuentes superficiales activas (con aireación interna): en este tipo de fuentes se toman muestras con ayuda de una campana. Estas fuentes son características de plantas depuradoras, especialmente los tanques de aireación donde se produce el tratamiento biológico del agua.

 

norma UNE- EN 13725:2004

 

 

Análisis de las muestras mediante olfatometría dinámica

El equipo que se utiliza es el olfatometor. Su principal función es realizar la dilución de una muestra.

Para la realización del análisis olfatométricos, se emplea un olfatómetro (equipo dilutor que permite obtener diluciones conocidas de una muestra) totalmente controlado mediante ordenador. La preparación de las diluciones de las muestras, el almacenamiento de las respuestas de los miembros del panel y la interpretación estadística de los resultados son realizadas íntegramente por un programa informático. El resultado del análisis olfatométrico nos da la concentración de olor de una muestra expresado en unidades de olor por metro cúbico.

Por unidad de olor, se entiende el número de diluciones necesarias para lograr lo que se denomina umbral de olor: que el 50% de los miembros del panel puedan distinguirlo.

Cálculo de las emisiones

Una vez realizado el análisis, conseguimos la información a interpretar. Esa información son las concentraciones de olor que asignaremos a cada proceso, para posteriormente asignar un  porcentaje de emisión total a cada proceso en concreto, de esa forma conseguimos saber cual es el punto mas desfavorable, y el valor total de la emisión de olores de la planta.

Por emisión de olor de una fuente se entiende el número de unidades de olor por unidad de tiempo que dicho foco emite. Las unidades más comúnmente empleadas para medir emisiones son millones de unidades de olor por hora (uoE·106/h).

Modelización

Se realizan mediante herramientas como Calpuff. Es un sistema de modelización de la calidad del aire desarrollado por el ASG (Atmospheric Studies Group) y recomendado por la agencia de protección ambiental norteamericana (US Environmental Protection Agency) para la evaluación del transporte de contaminantes de largo alcance y en situaciones de topografía compleja.

Imágenes del laboratorio Labaqua.

Susríbete a nuestra newsletter

Obtenga Actualizaciones y aprenda de los mejores

Más Artículos

Olores

Malos olores en alcantarillado

Las redes de alcantarillado ( alcantarillas, imbornales)  transportan agua residual con un alto contenido de materia orgánica en muchos casos en condiciones reductoras o de

Olores

Malos olores en el sector Horeca

“Nuevo récord del turismo español en 2019: 83,7 millones de llegadas y un 2,8% más de gasto”. Eso es lo que anunciaba el INE el

Quieres deshacerte de los malos olores?

Podemos hacerlo Juntos.

WhatsApp chat